Visiten nuestra nueva página,
https://laplenacaribe.wordpress.com/

martes, 15 de septiembre de 2015

Entrevista desde el exilio a Jorge Freytter-Florián


Enmarcado dentro del Proceso de Diálogos, y en el entendido de la necesidad de verdad para la justicia, la reparación y la no repetición, que permita la consolidación de la nación, Prensa Alternativa del Caribe, propone la realización de una serie de entrevistas, dedicada a la Memoria Histórica del Conflicto, desde las victimas producto del pensamiento crítico.

Desde una filosofía de No Olvidar a quienes ofrendaron su vida por la lucha, sembrando la semilla de la esperanza de una nueva Colombia, que ha germinado en la conciencia colectiva de miles de jóvenes, que los avivan en cada manifestación, en cada encuentro en las calles, en los espacios de lucha por la construcción de una sociedad justa, allí donde sus voces y sus rostros invisibles se visten de color, y asumen la vida de otros, fundiéndose en un grito del alma, por la paz con justicia social, económica, política y cultural, allí donde, “Mi voz la que está gritando, mi sueño el que sigue entero, y sepan que solo muero si ustedes van aflojando, porque el que murió peleando, vive en cada compañero”…

La estrategia para-estatal implementada con más fuerza desde la década de los noventa, recrudecida entre los años de 1996 a 2003, y posteriormente en 2006, en la Región Caribe, se enquistó en las universidades públicas de nuestra región, con el objetivo de eliminar físicamente toda forma de expresión del pensamiento crítico; la organización popular (sindical y estudiantil); y las distintas formas de influjo de las mismas en la organización social.

El nefasto saldo de la política para-estatal, en las Universidades del Caribe Colombiano, fue, en su primera arremetida, el asesinato de 17 profesores y 20 estudiantes, muchos de ellos secuestrados y torturados antes de cumplir la cruenta sentencia a muerte impuesta por sus verdugos. La segunda embestida criminal trajo consigo cuatro estudiantes inmolados en la Universidad del Atlántico; sin que hasta hoy la nación y las víctimas conozcan la verdad sobre los responsables de los homicidios y la vinculación del Estado en la comisión de los mismos.

Como consecuencia de lo anterior, la organización popular fue atomizada, muchos dirigentes tuvieron que huir para salvaguardar sus vidas y su integridad, el exilio fue el sendero para ellos y para muchos familiares de los asesinados.

Por eso, esta primera entrevista se encauza a la memoria y el pensamiento de Jorge Adolfo Freytter Romero, dirigente de ASOJUA (organización de pensionados de la Universidad del Atlántico), ejecutado en el marco de esa política criminal, al cumplirse, el 28 de Agosto, otro aniversario de su asesinato. En este propósito nos acompañará su hijo, Jorge Freytter-Florián, exiliado en el País Vasco, en este recorrido para hacer memoria, porque nos está prohibido olvidar, buscamos aproximarnos a la humanidad, el legado y la lucha de Jorge Adolfo Freytter Romero.

Jorge Freytter-Florián, quien valientemente ha trabajado por la visibilización de las víctimas del pensamiento crítico, nos ha concedido un diálogo abierto, que nos permitirá reivindicar la memoria de su padre.

Una entrevista desde el Exilio:

Prensa Alternativa Caribe: Dentro de los anales del conflicto vivido en las universidades, encaminado a exterminar el pensamiento crítico, en la Universidad del Atlántico se distingue el nombre de Jorge Adolfo Freytter Romero, pero en sus palabras; ¿Quién fue Jorge Adolfo Freytter Romero?

 

Antes que nada, queremos agradecerles a todo el equipo del proyecto comunicacional Prensa Alternativa Caribe, me enorgullecen saber que desde el Caribe Colombiano se construye poder popular desde los medios de comunicación, y más aún comprometidos/as con estos casos que se encuentran en total olvido, casos producidos en la provincia y que no tienen mayor repercusión mediática en la capital colombiana. Aprovechamos para decirle a los medios tanto alternativos y oficiales, más visibilidad a los casos de violencia política de las Universidades del Caribe Colombiano.

Mi padre Jorge Adolfo Freytter Romero, nació en la ciudad de Santa Marta, en el departamento del Magdalena. Cursó estudios primarios en el Colegio General Santander y los estudios secundarios en el Colegio Liceo Celedón (el más importante de esa época de los años sesenta y setenta en la Costa Atlántica, de donde surgián grandes dirigentes políticos y sociales). Se graduó de Bachiller en la Escuela Normal de Varones de Santa Marta, con unas exceletes calificaciones, destacandose siempre por su capacidad en la oratoria y el apego a los libros. En los años de 1970-1974, durante el gobierno derechista de Misael Pastrana Borrego, las diversas organizaciones campesinas, obreras, estudiantiles se agrupaban en ese entonces y conformaron un bloque de oposición a las políticas de guerra y doctrinas militares. Este mismo Gobierno Nacional ordenó capturar a todos los estudiantes, y empezó a sotemerlos a Juzgamiento en Consejo de Guerras, un grupo de líderes de la ciudad de Santa Marta, entre ellos mi padre, les tocó desplazarse a la ciudad de Barranquilla para reorganizar sus vidas, actividades políticas y continuar los estudios.

En 1973 mi padre empezó a estudiar Licenciatura en Ciencias Sociales y Económicas en la Universidad del Atlántico, cursando también más adelante la carrera con la titulación de Abogado en la Facultad de Ciencias Juridicas, ocupó varios cargos en las Administración Universitaria, como coordinador del área de admisiones en la Universidad del Atlántico, perteneció a varios sindicatos, como ASOJUA- Asociación de Jubilados de la Universidad del Atlántico, ASPU- Asociación de Profesores Universitarios. Como profesor, podría destacar su paso por el colegio Instituto Pestalozzi, institución que fuera anexa a la Universidad del Atlántico, en sí Jorge Freytter Romero fue un hombre comprometido con la paz, la Justicia social y una verdadera democracia para Colombia.

P.A.C.: ¿Cómo recuerda a su padre?

Lo recuerdo como una persona comprometida, consecuente con su discurso, estudioso, un intelectual del Caribe Colombiano. Fuerte defensor del Derecho a la Educación Pública en Colombia. Una persona comprometida con su barrio, comunidad, siempre estaba presto a servirle a cualquier persona sin condición a cambio. Fiel enemigo del consumismo y políticas neoliberales. Un docente admirable, honesto como pocos, muy cercano a su familia.

P.A.C.: ¿Cuál es el legado de su padre a los jóvenes y docentes?

El legado de mi padre a los jóvenes y docentes, fue ser docente; profesión que en Colombia está desprestigiada, mal pagada y violentada por los Derechos Laborales, para decir algo: “Existen más militares que docentes en todo el territorio nacional..”.

Otro legado, fue educar a muchos jóvenes de la Región Caribe, incultar el Pensamiento Crítico, la História de Colombia, Violencia Política, y despertar la inquietud por nuestras problemáticas sociales. Impávido con el respeto de los Derechos Laborales, Sindicales de lo/as trabajadores/as Universitarios.

P.A.C: ¿Cómo se podría resumir el periodo de violencia para-estatal que sufrió la universidad pública en Colombia?

Resumiendo en tres aspectos de carácter importante:

1- Conformación de determinadas estructuras de poder económico y político, que se fundamenta bajo la segregación, centros de terror y de violencia. El miedo obstaculizando la libertad de opinión, y asimismo la libertad de conciencia.

2- El control del Pensamiento Crítico enmarcado dentro de la lucha contrainsurgente en Colombia por décadas, que simplemente el mismo estado tiene temor que en las Universiades Públicas salgan persona verdaderamentes pensantes para el país.

3- La formación de mercenarios intelectuales al servicio de grandes coorporaciones y grupos de poderes económicos, lo manifestó el profesor Renán Vega Cantor en su libro – La Universidad de la Ignorancia:

“El conocimiento no se rige por el criterio de la lentitud, propia de la reflexión y del pensamiento, sino que predomina la razón instrumental de la productividad cuantitativa. Que hoy las universidades se han convertido en “fabricas de diplomas y mecancía educativa”.

Producto de lo mencionado anteriormente, resulta la injerencia del paramilitarismo y sus grupos políticos, económicos a la toma del poder en las Universidades Públicas Colombianas.

P.A.C: ¿Qué pasó en la Universidad del Atlántico?

Existe un gran “Juego de Tronos”; un juego de poderes absurdo que ha cobrado vídas, corrupción, nepotismo y clientelismo, algo común en el Departamento del Atlántico. Se puede estar hablando de un un genocidio contra la academia en el Departamento del Atlántico.

Por informe de la misma Fiscalía General de la Nación se menciona:  

La Connivencia entre agentes del Estado, como GAULA, SIJIN, DAS y Polícia Nacional con paramilitares del Bloque Norte de las AUC y especificamente del Frente José Pablo Díaz de las AUC”.

A manera de información, y que poco se ventila, hombres y mujeres dentro de la UA auspiciaron el ingreso del paramilitarismo, la entrega de listados de profesores, estudiantes y sindicalistas que buscaban crear una denominada: “Coalición Anticorrupción de la UA”. Hasta el día de hoy sigue algunas complicidades políticas dentro de la UA con grupos paramilitares, produciendo el control, vigilancia y persecución contra los sectores políticos de izquierda, progresistas y libres pensadores que abanderan la defensa de los derechos de las mínorias sociales y políticas en la UA. La Universidad es el fortín de aquellos inrresponsables que buscan el dinero facíl a costa de los recursos públicos de los ciudadanos/as del Departamento del Atlántico



P.A.C: ¿Cómo es el asesinato de Jorge Adolfo Freytter Romero y cómo vivió la familia esa situación?

Asunto muy trágico, lleno de soledad, dificultades internas y externas en la Familia. Podemos ver quién verdaderamente es el amigo/a, compañero/a de mi padre. Muchos/as se alejaron, otros siempre siguen allí apoyándonos.

Por parte del Estado, simplemente se dedicó a realizar una mediocre investigación, los autores intelectuales todavía siguen paseando por las calles de Barranquilla y Bogotá, con corbatas y gabardinas. Los jefes paramilitares posan más de víctimas que de víctimarios.

Por parte de la UA, hasta el momento estamos intentando gestionar un homenaje público para mi padre, siendo verás. Al producirse una sentencia Nº 38508 del 06 de Junio de 2012 de Justicia y Paz, la Corte Suprema de Justicia, en su sala de casación penal, exhortando a la Universidad del Atlántico a impulsar temas en materia de Derechos Humanos, Memoria Histórica y Paz, comenzó todo un trabajo para coordinar un evento de dignificación del profesor Freytter Romero. Comprendiendo que los entresijos burocráticos que nosostros/as como víctimas del paramilitarismo en la UA desconocemos, ocasionando dificultades administrativas que impiden el desarrollo de actividades y compromisos con las víctimas y sus propias agendas en visbilizar su trabajo en restablecer la llamada Pedagogía de la Paz en la UA.

Con mucha sinceridad aprovecho para manifestar la insatisfacción que nos tiene el Estado Colombiano, pero también la UA, pasando 14 años es que se está hablando de empezar a visbilizar el caso del profesor Freytter Romero, pero faltan muchos más casos por documentar y sacar a la luz pública, ya que se encuentran en el más recondito olvido.

Ojalá podamos ver la Verdad, sentir la Justicia y disfrutar de la Reparación y la No Repetición de estos sucesos funestos al interior de la UA. En nuestra familia nos dedicamos a realizar lo que nos corresponde, trabajar, vivir la vida y salir adelante, y finalmente seguir acuesta con esta verdadera situación que nos metió el Estado de Colombia y sus grupos paramilitares, dejando niñas/os huerfanos que hasta el día de hoy, siguen preguntando por su padre...



P.A.C: ¿Por qué el Exilio?

Para mi el exilio no ha sido fácil, lejos de la familia, del país. Por amenazas, intimidaciones por parte del Estado Colombiano y paramilitares. La Cruz Roja Internacional en Bogotá me ayudó a salir, desde la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco asumieron apoyar el caso.

También la situación de exilio se ha convertido en un escenario de conforntación ideológica contra aquellos/as que nos sacan del país, que torturaron y asesinaron a mi padre.

Hemos realizado grandes logros: audiencias públicas para dar a conocer el caso de mi padre en varios hemiciclos legislativos de Europa – Parlamento Vasco-, con grupos políticos eruopeos, y organizaciones que trabajan desde el ámbito internacional la defensa de los Derechos Humanos. Abrise uno mismo los espacios para hablar estos temas y ventilar las denuncias respectivas. Todo éste proceso nos dio el resultado de conformar la Asociación Jorge Adolfo Freytter Romero. Estudio sobre Violencia Política en América Latina y en su especialidad: Universidades Públicas Colombianas para poder gestionar más organizadamente toda las acciones que veniamos desarrollando entorno al caso de mi padre, pero también al tema de investigación sobre la Violencia Política vivida en las Universidades Públicas. El exilio en los últimos años la he pasado solo, ahora últimamente me estoy reencontrando con la comunidad colombiana en el exilio desde la Constituyente de Exiliados/as Perseguidos/as por el Estado Colombiano, quién participé como impulsor de este evento en el mes de Noviembre del 2014.

P.A.C: Desde ese exilio, nace y se edita recientemente “Presente y futuro de Colombia en tiempos de esperanza”, presentado como una apuesta por la reconstrucción de la memoria histórica. ¿Realmente son tiempos de esperanza?

Son tiempos de Esperanza, pero con algunas salvedades. Nos encontramos en un momento histórico de mucha relevancia para solucionar un conflicto de más de 50 años. Hablar de víctimas del conflicto, Género, Desescalamiento, términos que nos ayudan a ver la luz al final del túnel. Colombia, un país con mayor procentaje de desplazados internos, con operaciones extrajudiciales, crimenes de lesas humanidad, masacres, y una estela de infracciones a los Derechos Humanos, tener una oportunidad verdadera de cambio en su democracia, en lo social y en su soberanía nacional.

El libro es toda una obra. En primer lugar, reconstruye el caso del profesor Freytter Romero, le pone cara, lo posiciona,- estaba bien olvidado-.

En segundo lugar, recoge una serie de análisis, comunicaciones academico–políticas sobre el devenir del Conflicto Social y Armado, participan grandes personalidades del mundo intelectual, académicos y políticos; destaco algunos de ellos: Alberto Pinzón Sanchéz, antropológo y médico, participó en la Comisión de Notables del Proceso de Paz del Caguán, François Houtart, profesor emérito de la Universidad de Lovaina, la lideresa Piedad Córdoba- quien escribe el prológo-, Javier Giraldo Morena, S.J. miembro de la Comisión de Esclarecimiento del Conflicto y sus víctimas, Juan Hernandez Zubizarreta, Doctor en Derecho por la Universidad del País Vasco y miembro de Hegoa- Instituto de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación Internacional, entre otras personalidades.

Este libro es un aporte directo al punto quinto (5) de víctimas en las Conversaciones de Paz en La Habana-Cuba, así mismo para la Comisión de Esclarecimiento del Conflicto y sus víctimas, futura Comisión de la Verdad. Instrumento de estudio y debate para el Comité de Derechos Humanos de la Universidad del Atlántico, y la comunidad universitaria, enfocado en la Reconstrucción de la Memoria Individual, pero a la vez Colectiva.



P.A.C: El Gobierno Colombiano y la Insurgencia de las FARC EP, hoy se sientan en La Habana, en la hermana República de Cuba, para buscar una salida política a un conflicto de más de 50 años, igualmente se avanza en acercamientos con las otras insurgencias. ¿Cuál es su opinión sobre los diálogos que se desarrollan entre las insurgencias y el gobierno?

Seguir respaldando las Conversaciones de Paz es el deber de los ciudadanos/as colombianos. A los diálogos les digo: incorporar una discusión seria sobre el flagelo del exilio, cuestión que se tiene olvidada. A mi modo de entender, considero que existen dificultades técnicas, políticas en las Conversaciones, pero considero el compromiso verdadero de las dos partes para realizar un acuerdo sensato para el pueblo colombiano.

A partir de ahora se viene una lucha de ideas bien interesante en Colombia. Colombia requiere la Paz estable y duradera, sin plazos, para poder estar inmersa en los procesos de emancipación democrática que se están desarrollando en América Latina y el Caribe.

P.A.C: ¿Cuál debe ser el papel de las víctimas en los acuerdos de Paz?

Creo que las víctimas son sujetos sociales y políticos, por consiguiente ya juegan un papel antes, ahora y después de las Conversaciones de Paz.

Lo diría así: (..).¿Cuál será el contenido y papel de los acuerdos para con las víctimas..?. Me preocupa que todavía no se escuche a las victímas del exilio en la mesa de Conversaciones, muchas revictimización en el exilio.

P.A.C: Congresito, Referendo o Constituyente. ¿Por qué?

Simplmente Constituyente, mandato y poder popular. Revertir la historia, revertir el ejercicio de gobernar.

P.A.C: Finalmente, ¿qué mensaje da a las nuevas generaciones de estudiantes de la Uniatlántico y a los profesores de esta alma mater?

Crear una Universidad con gran prestigio académico en el Caribe Colombiano. Manifestarse en contra de la corrupción interna, el clientelismo. Con una visión desde fuera, la UA vive una pobreza interna, le falta a banderar grandes debates sobe la Paz, Educación, defensa de los Público, Políticas Públicas.




0 comentarios:

Publicar un comentario