Visiten nuestra nueva página,
https://laplenacaribe.wordpress.com/

martes, 22 de marzo de 2016

La Diplomacia, otra arma revolucionaria



Muchos fueron los titulares que se centraron en la histórica visita del presidente de los Estados Unidos a Cuba, hecho que es producto del proceso de normalización de las relaciones diplomáticas que los mandatarios Barack Obama y Raúl Castro vienen impulsando desde hace algún rato entre ambos países, relaciones que fueron rotas desde hace medio siglo de manera unilateral por la tierra del tío Sam a raíz de que la revolución cubana se declarara socialista y no cediera a las pretensiones de la Casa Blanca.

Sin duda La Habana es por hoy la capital de la reconciliación, pues allí no solo se han apretado la mano dos mandatarios con visiones totalmente antagónicas, también el papa Francisco de la Iglesia Católica y el patriarca Kiril de la Iglesia Ortodoxa rusa se reunieron para superar más de mil años de enemistad, así como el presidente Juan Manuel Santos y el comandante Timoleón Jiménez le mostraron a Colombia y el mundo que el Proceso de Paz ha avanzado y es posible, con el concurso de todos, ponerle fin a más de 50 de años de guerra. La Habana es la capital de la Paz.

Ahora me atreveré a hacer algunas muy breves lecturas en torno al significado de la visita del presidente gringo a la isla caribeña, ya que ésta va más allá de una muestra de buena voluntad para pasar la página en la historia entre ambas naciones:

1- Es una victoria de la resistencia digna y soberana que el pueblo cubano ha hecho de la revolución, el cual continua su lucha contra los embates de las crisis producidas por el aislamiento al que está sometida la República de Cuba por el inhumano bloqueo económico estadunidense.

2- Es una prueba de que los Estados Unidos definitivamente puede y debe cambiar las relaciones hacía sus vecinos americanos, pues los pueblos de esta parte del planeta hemos ido aprendiendo y ganando cierto terreno en la disputa por el poder a pesar de las recientes derrotas electorales en algunos países.

3- La revolución cubana tendrá nuevos retos para avanzar en el proceso, pues en la medida de que avance la normalización con los Estados Unidos nuevos intentos de derrocamiento llegarán, esta vez a través de la lucha por el cambio cultural y de valores al cual querrán someter a las nuevas generaciones, de ahí que se esté actualizando el modelo con el eslogan de “Socialismo próspero y sostenible” que busca mostrarnos que el socialismo no es sinónimo de carestía, más bien es todo lo contrario, es sinónimo de buen vivir.

4- Al interior de los Estados Unidos está candente el debate sobre levantar el bloqueo hacía el pueblo cubano, presión que tiene un gran respaldo por los movimientos sociales que en el país del norte toman mayor fuerza. 

5- Cuba le enseña al resto del continente y el mundo que es posible entablar relaciones con cualquier país del mundo siempre y cuando haya un respeto mutuo; lección de la que sin duda los colombianos debemos tomar atenta nota, comenzando con las relaciones internas entre nosotros mismos.

Afortunadamente somos una generación que aún ve cómo la valerosa lucha de nuestros hermanos cubanos sigue dando sus frutos. Fidel, Raúl, el Che, Camilo, y demás inmensos humanistas han hecho historia, sin decir que ya se ha logrado el propósito, han demostrado que sí se puede conquistar la meta con paciencia y decoro; ahora el capítulo en el libro de historia tratará sobre lo que hagamos nosotros.

Por Johan Mendoza Padilla
Voluntario de La Plena
@JohanMendozaP

0 comentarios:

Publicar un comentario